More Website Templates @ TemplateMonster.com - August 1st 2011!

¡NI HINCHADAS, NI MALHUMORADAS!

MUJERES VS PUBLICIDAD

La relación entre las mujeres y la publicidad es históricamente conflictiva. Ya en los años cincuenta, la famosa imagen de la ama de casa sonriente con una lata de Sopas Campbell en la mano, empezaba a mostrar el tratamiento, que desde aquel entonces -y antes también- el mundo publicitario le daría la figura de la mujer. Seamos honestas, ¿a quién le puede dar tanta alegría una sopa de tomate? A mí, seguro que no. 

Y la publicidad actual no es muy diferente a la de aquellos años. Siempre se siguieron estereotipos fijos, especialmente cuando se refiere al género femenino: la chica que despierta con gran malhumor porque está con su período, la profesional con problemas de amor que busca refugio en la comida, la ama de casa con hinchazón porque hace días no puede ir al baño o la madre desesperada que no puede lidiar con sus niños; son solo algunos de estos esterotípos.

¿Cuál fue la última vez que alguna de ustedes se sintió identificada con estas publicidades? ¡Hola señores creativos! A mi no me pone de malhumor todo lo que pasa a mi alrededor sólo por estar en mi período, y mucho menos ando por la vida contándole a la gente que no puedo ir al baño, y si estoy despechada por un amor, ¡eso no afecta mi trabajo!

Hace pocos días, charlando con algunas amigas luego de ver un comercial argentino en donde toda una familia se reunía para hablar del problema de constipación de la madre, saqué algunas conjeturas, que pasaré a describir a continuación:

a) Los creativos publicitarios, que en su mayoría son hombres, así como los varones en nuestras familias, maridos, hijos, padres, etcétera nos ven como monstruos, una especie de Dr. Jekyll Mrs. Hyde que se transforma cuando está “en esos días”, comió algo que le cayó mal o sufre un desamor.

b) Las mujeres somos tan consumistas, que la industria publicitaria ya ni se gasta en pensar creativamente para vendernos un producto.

c) Somos tan difíciles de comprender, que para qué gastarse.

d) Todas estas publicidades, sea cual sea el medio en el que se publica, funcionan. Todas las mujeres, de cualquier parte del mundo, seguimos consumiendo estos productos.

Este último punto fue el que más me hizo pensar. ¿Por qué funcionan? Todavía no estoy segura de haber encontrado la respuesta, pero creo que tiene algo que ver con que muchos de estos productos son necesidades básicas que solo las mujeres tenemos, como el caso de las toallas higiénicas. Sin embargo, me sigo preguntando cuál va a ser el día en el que encuentre un aviso, comercial o lo que sea, que venda a las mujeres, cerveza, por ejemplo. ¡Los hombres no son los únicos que se juntan con sus amigos a tomarla!

Les dejo algunos videos con publicidades, que me aburren, no me identifican y hasta a veces me generan odio. Pero por alguna razón sigo consumiendo. Para pensarlo, ¿no?

éSTí Eres Tú

Diseño web de Na8

Síguenos